Select Page

 Actualmente en la mayoría de los hogares ambos padres trabajan y nuestros hijos no solo van a la escuela, sino que hacen actividades extraescolares (lúdicas, deportivas, idiomas), por esta razón lograr el equilibrio entre nuestras responsabilidades, las de nuestros hijos y las demandas de la educación actual requiere aumentar la planificación con el fin de evitar el caos que puede surgir de la improvisación en la época de escolarización.

Padres e hijoLas investigaciones muestran una relación positiva entre ciertas prácticas familiares y los resultados escolares, cuando los padres colaboran en las tareas los chicos obtienen mejores notas.

Verifiquen y limiten el tiempo que el niño pasa frente a la televisión y la computadora. Es imposible que los más chicos no utilicen estas herramientas, pero en la medida de lo posible participen en estas actividades para saber con quienes se contactan en línea. Faciliten el diálogo para que les cuenten las vivencias del día y ayuden a la resolución de problemas.

El ejercicio físico que se realiza con regularidad es beneficioso a cualquier edad, mas si se lo acompaña con una dieta saludable. Intente realizar actividades recreativas al aire libre con sus hijos, compartirán tiempo de recreación y usted se mantendrá u obtendrá  el peso deseado.

Varios días antes del comienzo de clases averigue que adulto puede cuidarlos durante las horas que usted está ausente para indicarle que continúe la rutina de horarios de las comidas, horas de sueño etc., esto ordena la vida del grupo familiar.